Extorción disfrazada de Asociación

octubre 6, 2015

“Salvemos Campeche”, es el nombre que recibe una asociación integrada por diversas agrupaciones que se unieron casualmente a la par del inicio del Proceso Electoral, cuyo modus operandi es crear desestabilidad social atendiendo a los intereses políticos, lo que les reditúa en ganancias económicas.

Francisco Camacho Sarmiento, de Emprendedores por el Desarrollo; Sergio Landa Peña, de Juventud Progresista de Champotón; Adalberto Muñoz Ávila; Rodolfo Dzul de Café Científico; Virginia Farías Vázquez, de Mujeres Jubiladas de la Maquila del Camarón, integran dicho movimiento liderado por José Landa, quien se describe a si mismo como escritor, pintor y periodista mexicano.

 Sin embargo, Landa también es conocido operador político para la difusión de información al servicio del mejor postor y el chantaje, ya que a pesar de estar plenamente identificado con miembros activos del Partido Acción Nacional, también se vio muy activo en algunas reuniones que se realizaron en apoyo a Renato Sales Heredia, cuando este era considerado pre candidato del PRI para representarlo en las boletas a gobernador.

Sara Escalante Flores y Luis Calderón, de Consejo Cívico también forman parte de dicha agrupación, ambos están relacionados desde hace varios años al movimiento de izquierda en Campeche, son simpatizantes de la senadora Layda Sansores San Román, también ex candidata de MORENA a la gubernatura.

La primera vez que convocaron a los medios de comunicación fue 19 días antes del domingo 7 de junio, con el pretexto de dar a conocer que caminarían por las calles haciendo campaña invitando a la gente a salir a votar y evitar el abstencionismo.


Meses antes “voluntarios” de las agrupaciones civiles realizaron reuniones vecinales donde aseguraban a los presentes, que la mayoría de la gente estaba molesta con el sistema político, asegurándoles era un sentir generalizado, en otras palabras difundían la defensa de la igualdad social, el punto central del concepto de izquierda política.

Pasado el proceso electoral, en el que la coalición de los partidos Revolucionario Institucional y Verde Ecologista de México alcanzaron el triunfo con 148 mil 659 votos, dejando en segundo lugar al candidato de Acción Nacional con 114 mil 457, y al Movimiento Regeneración Nacional en tercer lugar con a penas 65 mil 490, están de regreso con la misma dinámica de operar, pero ahora con el pretexto de exigir al gobierno estatal y federal transparencia en el manejo de recursos públicos y una correcta legislación para la Ley de Responsabilidad Patrimonial.


Además aseguraron que no hay gobierno incluyente, ya que dijeron que las autoridades piensan es “su pastel” y “su fiesta“, invitando a la ciudadanía a manifestarse en redes sociales, usándolas como canal de terrorismo mediatico, cuyo objetivo es desacreditar la actual administración que a penas lleva dos semanas a cargo.

Como ellos existen varios negociadores que utilizan el sentir de la gente para potencializarlo y luego lucrar con él, en beneficio propio ó de un grupo político que busca colocar sus fichas en lugares estratégicos, que le permitan tener poder.