Vecinos de la calle 29A entre 29 y 28 del barrio San Antonio en Hecelchakán, paralizaron la obra de ampliación de desagüe sobre el kilómetro 58 de la carretera federal Campeche – Mérida, ya que aseguran que no se realizaron los estudios pertinentes para llevar acabo esta obra que afecta a sus colindantes.

Ante esta situación, las autoridades municipales acudieron al lugar para solicitar un diálogo con la empresa encargada de la obra para tomar acuerdos al respecto.

Así mismo los quejosos mencionaron no estar en contra de los trabajos que se realizan, si no que exigen se ejecute un verdadero estudio que determine la factibilidad de los trabajos, sin afectar a las familias de la zona cuando llueve, ya que aseguraron que al iniciar la construcción, sus viviendas se vieron más afectadas de lo normal por el paso del agua que desciende de los cerros cercanos al lugar.

Por último, los vecinos del Barrio San Antonio, pidieron la intervención del gobierno del estado, para obtener una respuesta favorable al respecto de la situación que están viviendo

error: Content is protected !!