La cuesta de enero se refleja en las casas de empeño en el municipio de Calkiní, donde se puede constatar la presencia de personas que acuden a dejar sus bienes, con el propósito de disponer de recursos para obtener el sustento indispensable para iniciar el 2021.

Luego de concluir la celebración de la noche buena, navidad, y la despedida del 2020, los ciudadanos coincidieron en que algunos bienes se obtienen cuando hay la oportunidad, para que en su momento puedan utilizarlos para resolver problemas más preocupantes, sobre todo las familias que no tienen ingreso seguro cada quincena.

De acuerdo con algunos testimonios, la cuesta inició antes de tiempo, y al comenzar este año la situación pinta difícil para muchos, debido a que los recursos económicos se han agotado, y los gastos aumentarán con la compra de juguetes y el regreso a clases.

error: Content is protected !!