Cerrados desde mediados de Marzo del año pasado, se encuentran los pequeños negocios de venta de antojitos que se localizan frente las instalaciones del Instituto Tecnológico Superior de Calkiní del Estado de Campeche (Itescam), la contingencia sanitaria del virus del covid-19 vino a darle el duro golpe a estos establecimientos que en épocas de clases atendían con alimentos a los cientos de estudiantes de esta institución educativa.

La falta de estudiantes una vez que se declaró la contingencia sanitaria del virus del covid-19 a partir del 20 de Marzo de 2020 ocasionó el cierre de estos negocios, sin que hasta ahora se vislumbre fecha para el regreso a clases y con esto poder reactivar estos giros que llevan casi once meses en esta difícil situación, sin poder abrir sus puertas, afectando desde luego la economía para los que se dedicaban a esta actividad.

Durante un recorrido por estos pequeños negocios, se pudo constatar que todos lucen cerrados por completo, en algunos de estos giros, las familias que atendían a los estudiantes, se quedaron para habitar el establecimiento para evitar que se registren robos por los bienes que tienen en el interior y con esto darle vida a este sector, pero desde casi un año que se acabaron las ventas.

La suspensión de operaciones desde Marzo en el Itescam, representó un golpe a la economía de todos aquellos que se dedicaban a la venta de alimentos, resaltó Gabriel Moo Matos, quién recordó que antes de esta pandemia la situación marchaba tranquilamente y agregó que con esta situación actual se tiene que buscar que hacer para llevar el sustento a la familia.

Se espera que en este mismo 2021 se comience a reactivar la economía con el retorno a clases presenciales de los alumnos del Itescam y con esto abrir de nuevo los negocios para iniciar como desde un principio porque todos están en cero después de casi un año sin poder laborar.

error: Content is protected !!